miércoles, 11 de mayo de 2011

Momentos de reflexión

Cuando uno viaja quiere verlo casi todo y como el tiempo es limitado, uno no hace nada más que caminar y caminar, y ver y ver. Lo bueno de ello, es que cuando uno se toma un respiro y se sienta, disfruta mucho más de lo que ve en ese momento e incluso de lo que ha visto hasta ahora y ha asimilado. Al final uno se queda con lo mejor, es decir, con lugares en los que esos momentos especiales y mágicos nos hacen sentir y reflexionar.

2 comentarios:

Dmilcolores dijo...

Ayyy, que razón tienes....yo cada vez más prefiero ver menos, pero asimilarlo mejor, pasando el tiempo tranquila.
Besos

Bego dijo...

Como la vida misma primi. Andamos y desandamos sin darnos cuenta que tal vez lo mejor lo tenemos al alcance de la mano ;)

Mil besinos guapísima.