miércoles, 11 de marzo de 2015

¡Cuando lo más simple es la mejor decoración!

martes, 17 de febrero de 2015

Como una moto

Posiblemente empezamos el día como una moto, con velocidad acelerada.
Continuamos la marcha disfrutando de las vistas y dándonos el aire en la cara.
Encogemos los ojos, y según vamos disminuyendo la velocidad el aire disminuye.
Es el momento de frenar y aparcar la moto. Así como nuestro ritmo.
¡Buen día!

jueves, 18 de diciembre de 2014

Éste es mi collage. Brillante como el mes de diciembre.
Con él os deseo unas felíces fiestas y un nuevo año esperanzador cargado de ilusiones por realizar.
Un saludo

lunes, 20 de octubre de 2014

Rehabilitación del Café Dindurra en Gijón.
Cambio de luces.
Y la mejor compañía.

miércoles, 15 de octubre de 2014

Funda para las gafas con virgen mexicana. 

lunes, 15 de septiembre de 2014


De lo verde me gusta todo.
Y como se suele decir: hasta el perejil.
Las flores silvestres, las espigas, las hierbas, los cactus, las plantas crasas, las margaritas,..., hasta me gusta ver las ortigas que por cierto, me traen algún recuerdo.
Hay una expresión que me resulta graciosa, "eres más de campo que las amapolas".
También hay otra, "la cabra siempre tira al monte".
Sabiduría popular.
Y es que en ocasiones viene bien oxigenarse y escapar del mundanal ruido.
Os deseo un buen comienzo de septiembre.



miércoles, 16 de julio de 2014

El placer de las pequeñas cosas

Instalado el verano y el buen tiempo en casi toda España, llega el momento de sentarse en una terraza y pedir una bebida refrescante. 
Mucho hielo y una reconfortante bebida en el vaso hacen de nuestra estancia un verdadero placer. 
Es el placer de las pequeñas cosas. 

Conversamos. 
Y entre risas y silencios, observamos a los que nos rodean, como hablan y gesticulan al tiempo que agitan los vasos y suena el tintineo de los hielos para exprimir el líquido de su bebida y dar un último sorbo.

El niño que llora.

La paloma que se acerca a comer los pocos restos del aperitivo que a alguien le han caído al suelo. 
Y miramos a la paloma...
Y después al cielo, al mar y nos relajamos. 

¡Buen verano!