viernes, 29 de enero de 2010

Colgante de ágata verde con alambre plateado.

ÁGATA:
Absorbe las energías negativas.
El ágata se encuentra en rocas volcánicas. Se caracteriza por presentar una serie de bandas concéntricas de colores similares, opacos y translúcidos, que recuerdan el corte de un tronco de árbol.
El nombre de "ágata" proviene del río Achates, al sur de Sicilia, en Italia, donde se dice que se encontró la primera de estas piedras.
El ágata fué muy venerada por los antiguos y se la consideraba como la piedra de la ciencia. Se le atribuían poderes curativos contra enfermedades de los ojos o contra mordeduras de arañas y picaduras de escorpiones.
En Arabia se usaban como ojos en las imágenes de los dioses. También se han encontrado en las cuencas oculares de las momias del viejo Egipto.
En el Islam, las ágatas son piedras muy preciadas. Según la tradición, un anillo de ágata, por ejemplo, protege a su portador de ciertos percances y le garantiza la longevidad, entre otros beneficios.

3 comentarios:

A. Morgan dijo...

Me encanta el trabajo que has hecho.
¡Qué filigrana de engarce! Preciosooooooo. Bss

mar dijo...

¡Que chulada!, feliz finde, besitos.

BESARANA dijo...

Gracias A. Morgan y Mar.
Felíz semana.
Bss.